El blog de Moebius

3Jul/112

V1 Vergeltungswaffe

La Vergeltungswaffe 1, cuyo nombre en castellano significa “arma de venganza” debía su nombre al deseo de Hitler de poseer un arma que le diese la capacidad de vengarse de sus enemigos (En este caso Reino Unido principalmente) por la derrota sufrida en sus cielos de la hasta entonces todopoderosa Luftwaffe y por los bombardeos sufridos en territorio alemán. Pero esta arma debería ser especial, ser terrorífica y devastadora, debería ser algo más que un simple bombardero que soltase sus bombas. De ahí surgió la V1, un arma realmente revolucionaria.

Fue en octubre de 1937, que el Gobierno alemán, decidió establecer  una zona altamente secreta para el desarrollo de armas, en una península que se extiende en el Mar Báltico, llamada Peenemünde.

Esta zona fue propuesta por Werner von Braun y Walter Dornberger, dos de los principales diseñadores de cohetes, ya que estaba muy aislada y podría ser separada del resto de la zona con puertas de seguridad  blindadas.
Ingenieros, técnicos, personal de mantenimiento, y todos aquellos asociados con estos proyectos ,se vieron obligados a mover toda su familia a esta área de alta seguridad.
Peenemunde, quedó aislado del resto del país; la escolarización de sus hijos, la vivienda para las familias, hospitales, y todas lo que necesitaban, estaba alli, para que nadie tuviera que salir de esta area secreta  y de alta seguridad
La idea de la bomba voladora V1, se presentó al ejército alemán por la Motorenwerke Argus, que construía el motor, Flugzeugbau Fieseler que fabricaba el fuselaje, Askania el sistema de navegación y Siemens el sistema de guía.
1942 marcó el inicio de una nueva era del armamento. Fue en la Nochebuena de ese año cuando despegó de las instalaciones de Peenemünde el primer misil tierra-tierra del mundo que entraría en acción. Considerado el abuelo de los misiles de crucero, era nada más que la primera Arma de la Venganza de Hitler.

El principal elemento de la V1 era el pulso-jet encargado de impulsarla. El desarrollo de este comenzó en los años 20 a manos de Paul Schmitd, un profesor de Munich. Su funcionamiento destaca por su simpleza.
Aunque Schmitd fue el creador del pulso-jet no se contó con él para el desarrollo de la V1, estando a su cargo al Ingeniero Robert Lusser de la Gerhard Fieseler Werke G.m.b.H., por ello la V1 también se conocía como Fi-103. Lo permisos de desarrollo y construcción del Fi-103 fueron otorgados en 1941. Las pruebas comenzaron ese mismo año en Peenemünde resultando estas un éxito y autorizándose por tanto su construcción en masa. Cabe destacar que uno de los factores que ayudaron a la creación de la V1 fue que la V2 (El otro arma de venganza de Hitler) estaba bajo control del ejercito, lo cual enfurecía a la influyente Luftwaffe, que decidió crear su propia Vergeltungswaffe V1.

Oberth aparece en primer plano, sentados, Ernst Stuhlinger y von Braun sobre la mesa y de pie, detrás, el general Toftoy y Robert Lusser, punto rojo.

El sistema de propulsión consistía en un motor del tipo llamado “pulso-jet, formado por un tubo de acero soldado, compuesto por venturi de entrada de aire, difusor de láminas vibrantes, cámara de combustión y tobera de escape, todo ello con una longitud de 3.35m.
Tras el venturi, se encontraba la válvula de persiana con nueve inyectores de combustible. La velocidad de avance hacía que la válvula se abriera, entrando aire en la cámara de combustión, en la cual era inyectado el combustible por el principio de Bernouilli, que consiste en que un liquido es aspirado de un depósito mediante la depresión creada por una corriente de aire, con este simple sistema los inyectores formaban la nube de combustible y aire como si fuera un aerosol, esta mezcla se detonaba por una bujía dentro de la cámara de combustión, La presión inicial en la cámara de combustión hacia que las válvulas de no-retorno se cerraran, así que la combustion de la mezcla, no teniendo nigun punto facil de salida se expandía comprimiendose por mas estrecho a través del tubo de escape a gran velocidad, proporcionando una violenta propulsión del motor.

La inercia de los gases escapando reducían la presión en la cámara de combustión, esto provocaba la apertura de la válvula de persiana y se comenzaba a repetir el proceso, el cuál era encendido por una única bujía que se mantenía en funcionamiento hasta que la temperatura de las paredes de la cámara de combustible era suficientemente alta como para permitir el auto-encendido. El principal elemento de la V1 era el pulso-jet encargado de impulsarla. Esto se realizaba entre 40 y 45 veces por segundo y daba a este motor su característico sonido, por el que los aliados la conocieron como la Buzz-bomb, ya que tenía un sonido muy característico, amplificado por los ingenieros que la desarrollaron, con el fin de causar mas terror psicológico en la población cada vez que alguna les sobrevolaba, al igual que la sirena llamada “Trompeta de Jericó” de los aviones Ju-87 Stuka.   La V1 desarrollaba una velocidad que variaba entre 624 y 656km/h. La riqueza de la mezcla aire-combustible se mantenía en la proporción adecuada con respecto a la velocidad de vuelo y la altitud , es decir, respecto a la densidad del aire, gracias a un mecanismo de compensación regulado por un tubo pitot.
El empuje conseguido por este sencillo y barato motor era el equivalente a un motor convencional de 750hp.

Planta de fabricación en Peenemunde.

Transporte hácia la rampa de disparo.

V1, colocada en rampa de disparo

Hacia el objetivo.

Los controles automáticos

En el morro del fuselaje existía un anemómetro en forma de hélice con un sistema de reducción de 60 a 1, conectada a unos contactos eléctricos y a un contador tipo Veeder situado en el compartimiento del piloto automático.
Cada 30 vueltas de la hélice, significaba un numero en la cuenta regresiva.
Cuando el contador previamente ajustado  llegaba a cero, la bomba estaba sobre su objetivo. Este contador servía para establecer el alcance de la bomba, siendo predeterminado y establecido antes del lanzamiento, en función de la distancia recorrida por la bomba, este sistema disparaba eléctricamente dos detonadores que bloqueaban el timón de dirección y situaban el timón horizontal en la posición adecuada para lanzar a la bomba a su picado final. Este cambio brusco haría precesionar a los giróscopos del piloto automático, cuya reacción inmediata sería aplicar timón a fondo. Para evitar esto, una pequeña guillotina interconectada con el timón interrumpía la entrada de aire que mueve los giróscopos del piloto automático, inutilizándolos, y manteniendo así el timón vertical en posición neutra. El brusco cambio de actitud de la aeronave también cortaba el suministro de combustible al motor.

En la proa,  a parte de la hélice anemómetro se encontraba esta esfera de aluminio donde en su interior se encontraba la brújula del sistema de dirección.  La brújula se empleaba junto con los giróscopos para mantener el rumbo prefijado, contrarrestando las posibles perturbaciones y la precesión giroscópica, permitiendo una precisión en el rumbo de medio grado. En ocasiones la bomba podía incorporar un sistema de relojería que hacía cambiar el curso de la bomba en el momento fijado.

El aire comprimido era empleado para hacer funcionar el piloto automático (los giróscopos de este se mantienen en su rotación continua a alta velocidad gracias a este aire) y también servía para mover varios servos, así como para presurizar el tanque de combustible según se iba vaciando éste. El aire comprimido estaba contenido en dos recipientes a presión esféricos reforzados con bandas de acero, que se mantenían zunchadas al depósito debido a la presión interna de aproximadamente 2000psi (136 atmósferas).
El compartimiento de control contenía el piloto automático, los controles de alcance y altitud de vuelo, y una batería seca de 42 celdas que daba servicio a los dispositivos eléctricos. El piloto automático lo componían tres giróscopos Askania, movidos por aire, uno como control de la estabilidad latero-direccional y los otros dos como reguladores. La aeronave, por sí misma, era aerodinámicamente inestable.

 

En la cabidad debajo del timon de dirección se colocaba la antena del oscilador de rádio,  en la foto se aprecia el tensor que movía dicho timón desde el servo neumático.

Antena de rádio.

Sistema eléctrico.

CARACTERÍSTICAS

Tipo de arma     Misil de crucero
Dimensiones
Envergadura: 5,3m
Longitud: 7,9m
Diámetro del fuselaje: 0,8m
Cuerda del ala: 1,03m
Pesos
Peso al despegue: 2180kg
Carga alar: 414.8kg/m2
Actuaciones
Velocidad: entre 624 y 656km/h (aunque las más lentas podían no superar apenas los 300km/h)
Velocidad de lanzamiento: 320km/h
Velocidad de pérdida: 240km/h
Alcance
400 kilómetros
Cotas de vuelo
Altitud media: 760m
Techo máximo: 3050m
900 Kg cabeza de guerra, compuesta por nitritotolueno y nitrato amónico
Horas de trabajo empleadas por unidad: 280
Combustible 700 litros

 

Rampa de lanzamiento.

La bomba era situada sobre su plataforma de lanzamiento, conectada al gancho de la catapulta, mientras se ponían en funcionamiento los giróscopos y se encendía el motor,  gracias a tres inyectores auxiliares de combustible. Mientras que los inyectores de combustible normales se abrían, se inyectaba peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y permanganato de calcio. La mezcla de estos dos componentes provocaba una rápida expansión de aire que producía un gran empuje al salir por la tobera, y que junto con la catapulta ponía en movimiento el misil, alcanzando la velocidad de funcionamiento necesaria para el funcionamiento del motor.

Sistema de encendido del pulse-jet

Banco de presión de la catapulta de lanzado.

Pistones de lanzamiento.

La catapulta se ensamblaba por secciones sobre dos vigas, de esta manera era muy facil determinar el largo que se necesitaba en cada caso a la hora de montarla.

El Reichenberg
Cabe mencionar en este apartado un prototipo (Que no pasó de ahí) derivado de la V1 propuesto por Hanna Reitsch
En el marco de su trabajo como piloto de pruebas de la Fuerza Aérea Alemana (Deutsche Luftwaffe), Reitsch fue muchas veces lesionada y herida en servicio. Por sus servicios a la nación alemana se le otorgó la Cruz de Hierro de Primera Clase y la Cruz de Hierro de Segunda Clase (la Cruz de Hierro de Primera, como la única mujer a la que se le otorgó en la historia de Alemania), y también se le confirió el Distintivo Aéreo Militar de Oro con Diamantes.

La situación desesperante a la que llego Alemania en el verano de 1944 hizo dar luz verde a la V1 tripulada, que pasó a llamarse Reichenberg. De este se fabricaron 4 versiones: Reichenberg I, versión con flaps, patín de aterrizaje y sin propulsión alguna; Reichenberg II, versión de adiestramiento biplaza; Reichenberg III, versión de adiestramiento monoplaza y con propulsión y finalmente el Reichenberg IV, versión final con propulsión y cabeza de guerra. En este caso el método de lanzamiento era mediante un He-111, guiando el piloto el Reichenberg hasta el objetivo y eyectándose en el último momento, aunque finalmente ninguna de las unidades fabricadas llego a usarse.
El Fieseler Fi 103R (Reichenberg) fue una versión tardía de la Bomba volante V-1 de la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial tripulada (más correctamente conocida como la Fieseler Fi 103) y que fue producida para misiones del "Escuadrón Leónidas" del Grupo V del Kampfgeschwader 200 de la Luftwaffe.
El Escuadrón Leónidas, que formaba parte del KG 200, fue creado como un escuadrón suicida. Voluntarios fueron obligados a firmar una declaración que decía "Por la presente solicito voluntariamente ser inscrito en el grupo de suicidas como parte de una bomba planeadora humana. Entiendo perfectamente que el empleo en esta capacidad implica mi propia muerte".

1 V1,

2 Fi-103R-1,

3 Fi-103R-II,

4 Fi-103R-III,

5 Fi-103-IV

RI-Planeador basico de un asiento sin motor
RII- Con una segunda cabina donde se depositava la carga explosiva
RIII- Monoplaza con una tobera simulada
RIV- Motorizado estandar

Soldados americanos observando una de estas versiones.

Debajo de un Heinkel 111 para su lanzamiento desde el aire.

Desde mitad de junio de 1944 hasta el final de agosto de 1944, la Luftwaffe, encargada del proyecto, disparó 8.617 misiles standard contra Londres y otros blancos en Inglaterra. Debido al atentado fallido contra Hitler (20 de agosto de 1944), este comenzó a desconfiar de Göering, jefe de la Luftwaffe, pensando, equivocadamente, que era responsable del ataque. Son algunas de las razones por las cuales el programa de las V-1 pasó a manos del Ejército.
Sólo 2.419 de ellas llegaron a sus objetivos previstos. Más de 2.000 fueron derribadas, o desviadas  por aviones de combate de la Real Fuerza Aerea.
Los pilotos de Spitfire, aprendieron a colocar la punta del ala de su avión de combate debajo del ala de la V1, esto, desviaba la bomba, estropeaba los giroscopios y la enviaba fuera de control hacia la campiña inglesa, sin causar daños.
Otras  1.971 V1, fueron derribados por los cañones antiaéreos y 278 fueron enganchados con globos de barrera que salpicaban los caminos al sur de Londres.
Hasta marzo de 1945, al final de la guerra, el ejército alemán se las arregló para disparar 11.988 V-1 contra todo tipo de blancos en Europa. Solamente sobre Amberes y Bruselas se calcula que cayeron 2.448 V-1 a comienzos de año. Londres recibió unas 2.419, mientras que hacia el puerto de Antwerp fueron lanzadas 2.448.
Sin embargo la Luftwaffe continuo operando con esta prodigiosa arma. Desde septiembre de 1944 hasta el final de la guerra, disparó 865 V-1 desde el aire, utilizando bombarderos He-111 modificados, aunque algunas fuentes hablan de más de 1.200 unidades.

También se utilizó una versión ligera, con alas de madera y una cabeza explosiva más pequeña (454 kilogramos). Su misión eran los ataques a mayor distancia, y tenía alas más grandes, de 5,72 metros de envergadura. Podía atacar blancos a 320 kilómetros de distancia. Las SS lanzaron 275 de estas V-1 modificadas contra blancos ingleses entre enero de marzo de 1945.

En total se calcula que se fabricaron unas 29.000 V-1 o más (algunas hablan de 32.000 unidades), y casi todas fueron construidas por trabajadores esclavos que venían de los campos de concentración, de manera muy similar a como sucedió con la V-2.

Las víctimas en tierra suman unas 45.731 bajas, incluyendo 5.126 muertes, al menos en Londres y su área. Se trata sin duda de un número pequeño para un conflicto tan grande, pero tengamos en cuenta que muchas de estas personas eran civiles que supuestamente estaban fuera del frente, alejados y bajo una gran sombrilla de defensa aérea.

La V-1 fue una verdadera arma del terror.

 

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (2) Trackbacks (0)
  1. Magnifica recopilacio.

  2. Tengo leído que los giroscopios del sistema de control… eran gringos, pero para su fabricación hacían falta unos cojinetes de rubí… que sólo se fabricaban en Alemania. En plena guerra había un curioso comercio internacional.


Leave a comment

Resuelve el Captcha para proceder *

Aún no hay trackbacks.