El blog de Moebius

9Dic/080

Parroquia Madre Admirable


La parroquia Madre Admirable está ubicada en la calle Arroyo 931, en el barrio Retiro Buenos Aires, enfrente del predio donde funcionaba la embajada de Israel destruida por un ataque terrorista en marzo de 1992

El 17 de marzo de 1992, un atentado con explosivos dirigido contra la Embajada de Israel, situada frente a esta Parroquia, destruyó totalmente dicha sede diplomática.
A las 14:47 hora local un furgón Ford F-100 conducido por un suicida fue cargado con explosivos y estrellado contra el frente del edificio de la Embajada de Israel, localizado en la esquina de las calles Arroyo y Suipacha, causando la destrucción de la embajada, y daños a la iglesia católica y una escuela ubicada en el edificio de en frente. En el atentado terrorista murieron 29 personas, entre israelies y argentinos e hirió otras 242. Hasta ese momento había sido el peor ataque terrorista en la historia de Argentina, hasta el atentado terrorista contra la AMIA, y el peor ataque contra una misión diplomática israelí. Los autores del ataque se cree que ingresaron al pais a través de la region llamada triple frontera, el área donde confluyen las fronteras de Argentina, Paraguay y Brasil.
El grupo terrorista Jihad Islámica se adjudico la autoría de los ataques. Dos años después, el 18 de julio de 1994, un coche bomba estalló frente a la AMIA, la organización mutual judía más importante del país, también en Buenos Aires, asesinando otras 85 personas.
Entre las víctimas fatales de la explosión se encuentra el Padre Juan Carlos Brumana, quien se desempeñaba como párroco.
Este sencillo recuerdo fotográfico pretende rescatar del olvido, especialmente entre los más jóvenes, las graves consecuencias que tuvo esta Parroquia ante aquel terrible episodio; asi como despertar en todos el deseo de buscar la concordia verdadera entre todas las razas.

Los arboles de Tilo en la Plaza Embajada de Israel, Buenos Aires, Argentina. Plantados en memoria de cada una de las víctimas del atentado terrorista en la embajada de Israel

La explosión del año 92 despojó cruelmente a este templo parroquial consagrado a Madre Admirable de todos los artísticos vitrales que lo ornaban. Desde el primer momento en que se emprendió la ardua reconstrucción del edificio se abrigó el anhelo de revestir nuevamente las ventanas de irisadas alabanzas a Dios. No obstante tareas más urgentes y los elevados costos de las obras fueron postergando la posibilidad de realizarlo.
Por fin, durante el curso del año 1999 comenzó a concretarse un proyecto para decorar los dos ventanales del ábside del templo que flanquean el retablo y el gran mosaico del altar. Ello se debió a la generosa iniciativa de Don Carlos Gómez Álzaga y familia , cuyos antepasados habían solventado décadas atrás la factura de los vitrales originales.
Consultados algunos miembros representativos de la comunidad parroquial, habiendo examinado Anne Mette Johansen -dibujante y pintora profesional graduada en la Academia Nacional de Bellas Artes- los bocetos realizados por el autor, y contando finalmente con la aprobación de los diseños por parte del Arzobispado de Buenos Aires, en la persona de Monseñor José Luis Duhourq, integrante de la Comisión de Arte, fue confiada la artesanal labor a Fivaller Pablo Subirats, un prestigioso especialista. El 7 de agosto del mismo año fueron inaugurados durante la misa concelebrada presidida por el Vicario General de Buenos Aires, Monseñor Mario José Serra.

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (0) Trackbacks (0)

Aún no hay comentarios.


Leave a comment

Resuelve el Captcha para proceder *

Aún no hay trackbacks.