El blog de Moebius

7Jun/110

Monasterio de Santa Anna, Barcelona

Esta iglesia se encuentra en pleno centro de la ciudad de Barcelona,  en el barrio gótico,  muy cerca del Portal del Angel y de la Plaza Cataluña.  Es algo complicado dar con ella,  pues se encuentra en una plazoleta sin salida (Pl. Ramón Amadeu) a la que se accede por el pasaje Rivadeneyra, desde la C/Santa Ana.  La plaza tiene un quiosco de venta de flores, y un cruceiro.

Este monasterio es de canónigos del Santo Sepulcro,  fue fundado a partir de 1141 con la intervención del conde de Barcelona Ramon Berenguer. En pocos años llegó a acumular un rico patrimonio.  Este centro llegó a tener mucha importancia,  incluso tenía ciertas funciones directivas sobre amplios territorios y que en alguna época llegó a toda la Península.

Santa Anna en el año 1855
En 1420 quedó unido con el de Santa Eulàlia del Camp, debido a su decadencia pasó a llamarse de Santa Anna y Santa Eulàlia.  Fue secularizado en el 1592, cuando pasó a colegiata,  que subsistió hasta el 1835, pasando a parroquia. Una parte de las construcciones se perdieron en el 1875, cuando se urbanizó la zona.
Era la casa central de la orden en Catalunya y de ella dependían el Sant Sepulcre d'Olèrdola,  el Sant Sepulcre de Palera,  Sant Miquel de la Comanda, el Lledó de Valls y de Marcèvol, en el Conflent.

Orden del Santo  Sepulcro de Jerusalen

Hábito
Túnica, capa y capucha blancos, con la cruz de Jerusalen roja a la izquierda
Lema
Deus lo vult (Dios lo quiere)
Tipo
Militar, como orden de monges regulares; hoy, orden honorífica
Objetivos principales
Protección del Santo Sepulcro de Jerusalen y defensa de los peregrinos en Tierra Santa, lucha contra los  infieles;  hoy,  caridad y beneficencia.

Fundación
1099, Jerusalen por Godofreu de Bouillon;  restauración como orden honorífica: 1847 per Pius IX. Aprovada por Pasqual II, en 1113.
Regla
Regla de Sant Agustin
Constituciones
Por Balduino I de Jerusalen
Supresión
1489, incorporada a la Orden de Sant Juan de Jerusalen por Innocencio VIII; restaurada en 1847 per Pius IX como orden honorífica dedicada a la beneficencia
Fundaciones destacadas
Mont Sion (Jerusalen), Capua (Italia), Colegiata del S. Sepulcro (Calatayud, 1149), Toro, Orléans, Miechow (Polònia), Warwick (Inglaterra)
Fundaciones en las tierras de habla catalana
Col·legiata de Santa Anna (Barcelona, 1141), Sant Miquel de la Comanda (Els Prats de Rei, 1261), Sant Sepulcre (Olèrdola), Sant Sepulcre (Peralada), Priorat de Marcèvol (Conflent).

Miquel de Boera, nació en  Sant Feliu de Guíxols en algun momento del siglo XV,  participo  entre 1510-1511 en las campañas del norte de Àfrica, al servicio del virrey de Nápoles, Ramon Folc de Cardona-Anglesola,
Fue nombrado capitán general de las galeres da las Españas y participó en la batalla de Ravenna (1512) contra los franceses. Durant el reinado de Carlos V. El 1543 es destaca en la defensa del Rossellón contra la invasión francesa (Guerra d'Itàlia de 1542–46).

La tumba esta formada por una estátua yacente de Boera vestido con armadura. La cabeza reposa en un cojín sin ornamentos y los pies sobre un perro,  símbolo de fidelidad,  como única decoración,  el escudo de armas de los Boera.

In memoriam

La conmoción en Barcelona tras el accidente aéreo que causó la muerte de Joaquin Blume fue indescriptible. Más de cinco mil personas esperaron en la entrada de la iglesia de Santa Anna, donde se instaló la capilla ardiente con los restos mortales de Blume y su esposa, junto a los de cuatro gimnastas más. Los ataúdes fueron llevados a hombros por miembros de las secciones deportivas del FC Barcelona y de la Federación Catalana de Gimnasia.

El entierro,  que tuvo lugar el 2 de mayo,  fue multitudinario.  Estuvo presidido por las máximas autoridades militares y políticas del país, además de numerosos representantes de entidades deportivas encabezadas por Francesc Miró-Sans, presidente del FC Barcelona, y el resto de directivos azulgranas, que llevaban una bandera del club.

El accidente aereo

Un avión bimotor de Iberia Douglas FEC-ABC salió de Barcelona a las 15.15 horas de aquel fatídico miércoles 29 de abril de 1959. Su destino era Madrid, donde Blume y el resto de gimnastas que viajaban tenían que enlazar con otro vuelo que les tenía que llevar a Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas para hacer varias exhibiciones gimnásticas.

Un total de 28 fallecidos

Desgraciadamente, nunca llegó a su destino. A las cinco y media de la tarde, aproximadamente, el aparato se estrelló en la cordillera de Valdemeca (Cuenca), en el paraje conocido como El Telégrafo, en el término municipal de Huerta del Marquesado.

Está considerado como el mejor gimnasta español de todos los tiempos y pertenecía a la sección de gimnasia del FC Barcelona desde su creación, en 1958.  Con sólo 19 años participó en los Juegos Olímpicos de Helsinki del 1952, y fue el único español que participó en la prueba de gimnasia. Tres años después, ganó cinco medallas de oro en los Juegos Mediterráneos de Barcelona.

Los que tuvieron el placer de ver alguna actuación de Blume siempre recuerdan el cristo en el ejercicio de anillas, una de sus figuras más destacadas, pues la ejecutaba a la perfección. Pero también dicen los que le conocieron que  Blume no sólo era un deportista modélico, sino también un hombre encantador, modesto, cordial, y que siempre tenía una sonrisa para todo el mundo.

Descanse en paz

 

 

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Comentarios (0) Trackbacks (1)

Leave a comment

Resuelve el Captcha para proceder *